La Justicia de Nicaragua acusó hoy a Juan Rafael Pacífico Dabul​, alias “Juan Darthés”, por el “delito de violación agravada” contra la joven Thelma Fardín llevada a cabo en un hotel en 2009 cuando ambos participaban de una gira como actores integrantes del elenco de la serie "Patito Feo". Así, se dio formalmente inició a la causa con el dictamen fiscal de Sandra Dinarte quien pidió una orden de captura contra Darthés, que se encuentra con su familia en Brasil. También tiene una denuncia de acoso de la actriz Ana Coacci.

La acusación fue radicada hoy en el juzgado Décimo Penal de Audiencias de Managua por la codirectora de Unidad de Género de la Fiscalía nicaragüense, Sandra Dinarte, quien viene trabajando desde el inicio de la denuncia pública de la joven actriz, Thlema Fardin.

En el escrito al que accedió el colega nicarguense, Eduardo Cruz, se presentó la acusación por el delito de “violación” contra Juan Rafael Pacífico Dabul​, alias “Juan Darthés” por el “delito de violación agravada”. Esta acusación la confirmaron por redes las dos abogadas de Thelma Fardin. 

La denuncia de Fardin fue presentada en la Fiscalía nicaragüense el 4 de diciembre de 2018 y en ella la actriz señala que fue violada por Darthés en 2009, cuando ella tenía 16 años de edad, y el actor 45. Ambos formaban parte del elenco de la serie de televisión “Patito Feo” y en esa época se encontraban de gira por Nicaragua. Entonces se hospedaron en el hotel Holiday Inn, que habría sido la “escena del crimen”.

En un comunicado las abogadas en Argentina, Sabrina Cartabia, y en Nicaragua, Eilyn Margarita Cruz, confirmaron el avance de la investigación contra el actor auto-exiliado en Brasil. “Hoy estamos más cerca de la justicia. En la investigación que se llevó a cabo a partir de la denuncia de Thelma Fardin se concluyó que, aunque hubieran pasado 10 años, las huellas que dejó aquel ataque brutal sobre el cuerpo y la psiquis de Thelma fueron de tal contundencia que existe prueba suficiente para avanzar en la persecución penal contra Juan Rafael Pacífico Dabul –conocido como Juan Darthés- por el delito de violación”, dice el texto publicado y firmado por Sabrina Cartabia y Eilyn Margarita Cruz.

Ambas abogadas explicaron que "se trata de un caso excepcional, ya que el 98 por ciento de las denuncias por violación no prosperan, mientas que solo el 1 por ciento obtiene una condena”. “Romper el silencio tiene consecuencias negativas para quienes denuncian. Aun cuando se sometan a todo lo que se les exige, son severamente juzgadas, revictimizadas y quedan afuera del sistema de justicia”, agregaron las abogadas que busca romper el cerco judicial y de silencio para que más personas denuncien a los abusadores. 

 

 

El 11 de diciembre, en una conferencia organizada por el colectivo Actrices Argentinas, Fardin dio a conocer públicamente que había presentado una denuncia contra Darthés, por un hecho que habría ocurrido en 2009. "Estaba de gira con un programa infantil muy exitoso. Tenía 16 años, era una nena. El único actor adulto tenía 45 años", relató, notablemente conmovida. Luego contó cómo él comenzó a besarle el cuello y, pese a su negativa, la tiró en la cama, comenzó a practicarle sexo oral y luego la penetró.

Darthés se defendió en una nota con Mauro Viale, desgrabación textual de la entrevista televisiva. 

—¿Cuál es tu versión, Juan, de los hechos, de lo que dijo la actriz Thelma al país, en el colectivo (de Actrices Argentinas), detalles de una violación que todo el mundo cree que pasó o aprueba?

No pasó. No existió nunca. Primero, decirte que yo estoy muerto. Estoy indignado. Estoy con una bronca increíble. No salí a hablar antes porque los médicos me recomendaron que no mirara. Entonces, yo recibía información, no veía toda esta locura mediática que se armó con el tema. Justificada, o no, pero no la veía. Decidí ayer (por el miércoles) mirar un poco. A partir de eso, no te puedo explicar la noche que pasé cuando me enteré de todo lo que se estaba diciendo. Cuando vi la denuncia. Y a partir de pensamientos muy oscuros, pero muy oscuros, yo dije ‘Ya está. Yo estoy muerto’. Quiero que la gente piense que yo estoy muerto. Acá no estoy grabando. Vos no me estás grabando, no tengo un plano corto. Estoy mano a mano. ¿Te pedí a vos que alguna pregunta no me hicieras o algo?

—No.

—Yo estoy muerto. Dos veces no me pueden matar. Lo único que me interesa en este momento es decir mi verdad porque quiero que la gente la sepa. Nunca hice eso. Yo nunca violé y nunca acosé a nadie. Yo nunca violé ni acosé a nadie.

—La versión de Thelma, entonces, ¿qué pasó ahí?

—La versión de Thelma, ella sabrá. No sé qué pasó con Thelma. Yo te puedo asegurar que ella golpeó la puerta de mi habitación para entrar porque quería cambiar la tarjeta porque no le funcionaba. Yo la saqué de mi habitación. Yo le dije '¡Estás loca! ¿Qué te pasa? Tenés un novio, soy un tipo grande. Fui yo el que le dije que mis hijos tenían la misma edad que ella. Pero, por Dios, ¡¿cómo puedo hacer una cosa así?!

—¿Por qué mentiría ella entonces?

—¿Cómo puedo pensar lo que piensa ella? Si yo supiera lo que piensa ella, te lo podría decir. No tengo idea por qué lo hace.