Ante el debate público que se generó por la posible excarcelación de personas privadas de su libertad por delitos contra la integridad sexual, el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad sexual bonaerense, que conduce Estela Díaz, emitió un comunicado. 

“En virtud de la independencia de poderes y de que esta es una decisión exclusiva del Poder Judicial, le hemos solicitado al mismo, y en especial a los Jueces de Ejecución, Jueces de Garantías, Jueces Correccionales y Tribunales en lo Criminal que prioricen la seguridad de mujeres, niñas, niños y adolescentes al momento de tomar decisiones sobre como morigerar el riesgo sanitario en lugares de encierro”, expresa. 

Asimismo, remarcó:  “Es obligación del Estado aplicar la perspectiva de género en todas las decisiones que se tomen, realizar excarcelaciones sin respetar este criterio podría generar responsabilidad internacional para el Estado argentino”.

Comprendemos que la situación de hacinamiento en las cárceles de nuestra Provincia es inhumana, tenemos una tasa de prisionización de las más altas del país y una de las más altas de Latinoamérica”, agregó. En ese sentido, explicó que la emergencia sanitaria desatada por la pandemia de COVID 19 ha generado que en muchos países del mundo se tomen medidas excepcionales para evitar la vulneración al derecho a la salud de las personas privadas de la libertad y del personal al servicio penitenciario. 

Sin embargo, el cambio de condiciones de detención debe otorgarse considerando que no expongan a riesgos a las personas que han sido víctimas de violencia por razones de género, dadas las especialísimas características de este tipo de delitos, en muchos de los casos cometidos en el propio domicilio”, concluyó.