La Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal declaró inadmisible el recurso presentado por Miguel Etchecolatz para obtener prisión domiciliaria en el marco de la emergencia sanitaria. De esa manera, confirmó el rechazo al pedido de morigeración de sus condiciones de detención dispuesto por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de La Plata. . 

Asimismo, le encomendó al mencionado Tribunal que requiera  a la Unidad Carcelaria donde se encuentra detenido el represor,  que arbitre los medios necesarios tendientes a dar cumplimiento y extremar las medidas de prevención,  salud e higiene en los términos de las acordadas dictadas al respecto dictadas por la Cámara. 

Cabe recordar que el el pasado 14 de abril el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de La Plata no hizo lugar a su pedido de arresto domiciliario. No obstante, le ordenó al   Servicio   Penitenciario   Federal  que continúe brindando atención médica adecuada e informe a ese organismo jurisdiccional con   urgencia   cualquier   modificación   en   su cuadro   clínico   o   en   las   condiciones   de   alojamiento poniendo énfasis en los controles epidemiológicos que el   COVID-19   requiere.

En consecuencia, su defensor público oficial, Gastón Ezequiel Barreiro interpuso un recurso de casación. En su presentación hizo un repaso por la jurisprudencia aplicable al caso y argumentó que su asistido tiene 91 años y que el límite exigido por la norma es de 70 años. 

En   el   actual   contexto   social   de pandemia,   se   valora  que   se   han   adoptado   medidas   de aislamiento   en   el   lugar   de   detención   en   el   que   se aloja   Etchecolatz   -que   se   encuentran   reforzadas   por las condiciones propias de la unidad hospitalaria en la   que   permanece,   donde,   de   momento,   no   se   han reportado casos positivos ni sospechosos de COVID-19”, argumentaron los camaristas. 

Además, agregaron: “Se advierte que el sentenciante ha brindado   argumentos   suficientes   que,   en   esta oportunidad,   el   recurrente   no   logró   conmover”.