Desde la Asociación Abogadas Feministas (Abofem) repudiaron los argumentos del fiscal Fernando Rivarola.  El Ministerio Público Fiscal de Chubut consideró que los dichos fueron sacados de contexto y horas después emitió este comunicado en el cual manifestó que el "único sentido de describir los delitos imputados como acciones de cosificación de la víctima y de degradación de su dignidad, así como la voluntad del agresor de cometerlo sin el consentimiento de la víctima". La indignación social fue tal que ya se juntaron 500 mil firmas en CHANGE.

Los argumentos del fiscal de Rawson, Fernando Rivarola, que benefició a tres imputados del caso que se conoció mediáticamente como “La manada de Chubut”, modificando la calificación legal generaron un gran repudio en la opinión pública.

En su pronunciamiento, Rivarola utilizó los términos “accionar doloso de desahogo sexual”. La utilización de estos términos trascendieron mediáticamente justo el día en que se conmemoraba el quinto aniversario de la marcha #NiUnaMenos.

"Como funcionario público debo reconocer que la frase “desahogo sexual” utilizada en dicha presentación, pese a su amplio y arraigado uso judicial, debe ser erradicada. Soy consciente, hoy más que nunca, de la importancia que tienen las palabras como instrumentos de cambio en la deconstrucción de estereotipos machistas", expresó el fiscal a modo de defensa luego de la masiva crítica pública en este comunicado en la web del MPF de Chubut.

Desde la Asociación Abogadas Feministas (Abofem) emitieron un comunicado en el que adviertieron que el pronunciamiento no solo "carece de perspectiva de género", sino que además "resulta violatorio de todo orden jurídico vigente, tanto nacional como internacional y podría acarrear responsabilidad del Estado argentino".

“Hablar de ‘desahogo’ legitima de alguna manera esa conducta violenta y criminal para con la mujer”

Asociación Abogadas Feministas (Abofem)

Por último, enfatizaron: “Exigimos el cumplimiento de la Ley Micaela y la capacitación obligatoria en género y violencia de género de todos los y todas las operadores de los tres poderes del Estado”.

Ante este escenario, el Ministerio Público Fiscal de Chubut también emitió un comunicado en el que consideró que los términos utilizados por Rivarola fueron sacados de contexto.

Por otra parte, durante un conversatorio vitual la socióloga e historiadora Dora Barrancos sostuvo que esas manifestaciones son intolerables. "Creo que va a significar una reacción muy contundente y el pedido de juicio. Que diga que hubo 'desahogo' en una actuación de tantos individuos contra una niña de 16 años es casi una provocación. Es absolutamente inaudito que frente a la Ley Micaela el fiscal diga esto".

“Quedé temblando de indignación”, completo la antropóloga Rita Segato. En ese mismo sentido, agregó: “Acá es cuando nuestro movimiento finalmente dice: 'Uno de los antagonistas centrales en nuestro camino es la Justicia'. La mal llamada Justicia argentina”.

“Llamar 'desahogo sexual’ al abuso sexual en el marco de una causa judicial es absolutamente repudiable. Es la clara evidencia de la falta de perspectiva de género en la administración de justicia y de la ausencia de capacitación de muchxs integrantes del Poder Judicial”, expresó Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad.