La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por los jueces Mariano Borinsky y Javier Carbajo, revocó un fallo del Tribunal Oral Federal N° 4 que le había rechazado a Lázaro Báez el beneficio de la prisión domiciliaria en el marco de la causa en la que se investiga el presunto lavado de dinero. Tendrá tobillera electrónica y repotar semanalmente al TOF4.

En este fallo, la Cámara Federal de Casación hizo lugar al recurso de casación interpuesto por la defensa que argumentó que Báez pertenece a al menos cinco grupos de riesgo en el marco de la pandemia y que en sus condiciones de detención eso se traduce en un mayor peligro para su vida e integridad física.

Fuentes judiciales explicaron a Tiempo Judicial que hubo varias razones para otorgar la prisión domiciliaria: "4 años y medio en prisión preventiva sin condena, que los dos fiscales pidieron su libertad, que el nuevo código desde 2019 dice que las preventivas las piden los fiscales y que tenia prisión domiciliaria concedida por el juez Casanello y firme por razones de salud".

En la resolución de Casación Federal, citó el fallo del juez Casanello que está firme y consideraron que el tribunal “se basó en consideraciones abstractas, discrecionales y notoriamente arbitrarias, lo que priva al fallo de su necesario sostén legal y lo descalifica como acto jurisdiccional válido”. Por eso, revocó la decisión del Tribunal Oral Federal 4, que había rechazado la domiciliaria para el empresario santacruceño.

También, sostuvo que se encuentra privado de la libertad hace ya más de cuatro años y seis meses, “plazo que excede el legalmente previsto y contraviene disposiciones constitucionales y convencionales”.

Sobre su estado de salud, la resolución de los camaristas citando a Casanello explicó que en dicho pronunciamiento, también se tuvo en cuenta que el informe médico efectuado respecto de la salud de Lázaro Antonio Báez expuso que se trata de un “paciente en seguimiento por el servicio de diabetología de los consultorios externos del HPC 1,ante la pandemia declarada actualmente se informa que dicho paciente se encuentra bajo tratamiento con hipoglucemiantes orales, para su control metabólico. Siendo esta patología asociado a su antecedente cardiovascular y edad avanzada una comobilidad para la infección COVID-19”.

Lázaro y Martín Báez en los tribunales de Comodoro Py, (CIJ)

El fiscal de Casación Javier de Luca explicó en su dictamen que "resulta irracional debatir si corresponde conceder la prisión domiciliaria a Lázaro Antonio Báez por motivo de la emergencia sanitaria, porque el problema consiste en que el encarcelamiento preventivo ha superado en más de un año el límite legal y ese asunto debe ser tratado y resuelto aún de oficio por los tribunales". Así como el del fiscal general a cargo de la investigación, Abel Córdoba, y quien también lo acusó de lavado de dinero en el juicio por la obra pública que se está realizando vía remota. Acá.

Estará bajo vigilancia electrónica y con la supervisión del Programa de Asistencia a Personas bajo Vigilancia Electrónica.