A raíz de los feroces incendios en el Delta del Paraná, con algunos focos que en la actualidad continúan activos, la justicia federal de Paraná unificó una docena de causas penales. Según los datos de catastro, hay alrededor de 60 personas responsables en lo civil y en lo penal por los incendios forestales.

El titular del Juzgado Federal N° 2 de Paraná, Daniel Alonso, explicó en diálogo con Tiempo Judicial que “son diferentes denuncias hechas en diferentes momentos, pero en realidad el origen es el que se denunció en la primera, realizada por el intendente de Rosario el 4 de marzo”.

El magistrado reconoció que hasta la semana pasada había solamente 20 personas imputadas, pero el viernes el fiscal imputó cerca de 40 personas más, y la línea de investigación se realiza sobre datos catastrales. “El problema es que los datos están desactualizados, con lo cual hay inconvenientes a la hora de identificar a las personas y donde viven”, señaló.

El juez expresó que ahora se investiga y trabaja sobre “los dueños de los campos, se intenta ver si tienen responsabilidad penal, porque civil la tienen seguramente”, y recordó que “hay una causa ambiental, de carácter civil”. Según se estima, las causas pueden tener penas de hasta ocho años de prisión, aunque también, según Alonso, hay que ver “si hay concursos de delitos”.  

En tanto, lamentó que una de las cuestiones que dificulta la tarea es que algunas de las zonas, como la de humedales, tienen el acceso bastante difícil, y afirmó que “incluso ahora se está viendo el último foco encendido, y se trabaja con prefectura para ver si se puede acceder por agua, ya que por tierra y aire es imposible”.