El titular de la Cámara Federal de Casación Penal, Gustavo Hornos, volvió a manifestar un problema relativo al fuero en una nota dirigida al presidente del Consejo de la Magistratura, Mario Fera. En este caso, los problemas están relacionados con la precaria situación edilicia que se presenta en los tribunales de Comodoro Py, por lo que el magistrado solicitó el traslado de varias dependencias.

En este orden de ideas, la carta dirigida al titular del órgano de administración del Poder Judicial nacional y federal indicó con precisión las necesidades en torno al problema edilicio: según Hornos, debe “activarse con urgencia” el traslado de los tribunales orales en lo Criminal 22 y 23, los tribunales de Menores 1, 2 y 3 y los juzgados nacionales en lo Criminal de Instrucción 43 y 44 del edificio ubicado en el barrio porteño de Retiro.

Hornos reseñó que “atento al tiempo transcurrido desde la Reforma Constitucional de 1994 y habida cuenta de lo expuesto por la Dirección General de Infraestructura Judicial en el Expte. nro. 14-9752/13, le solicito se sirva contemplar la posibilidad de reubicación de las dependencias de los Ministerios Público Fiscal y de la Defensa ubicadas en este Edificio, con la debida anticipación del caso y resguardando sus respectivas funciones procesales”.

Esta queja se suma a otro reclamo que también fue puesto de relieve como un señalamiento pero que, en cambio, fue dirigido al presidente de la Corte Suprema de Justicia de la nación, Ricardo Lorenzetti. En otra carta, Hornos realizó una advertencia sobre el colapso de expedientes que atraviesan los tribunales orales federales de la Ciudad de Buenos Aires.

En esa misiva, el titular de Casación destacó que en 2012 recibieron 2.387 causas, y en 2013 esa cifra ya fue casi alcanzada, debido a que hubo 2.345 nuevos expedientes, por lo que se estima que prontamente la cifra será alcanzada. En concordancia con ello, el magistrado precisó que los tribunales, además, no cuentan con la cantidad de personal y la estructura adecuada para hacer frente a este nivel de trabajo.

Hornos consignó en la carta dirigida a la Corte y el Consejo que “la experiencia indica que se presentará imprescindible a corto plazo contar con salas de audiencias apropiadas para llevar adelante sin demora los juicios en esas causas”, agregando en este mismo sentido que en Comodoro Py solo hay una sala que cuenta con la capacidad suficiente y la tecnología para hacer frente a una causa “grande”.