En el marco del acuerdo de colaboración firmado el pasado mes de mayo para crear la primera Fiscalía especializada en actos discriminatorios, el Fiscal General de la Ciudad Martín Ocampo encabezó ayer una visita al Museo del Holocausto, ubicado en el barrio de la Recoleta. “Tenemos que formar parte de la mayoría mundial que le diga no al odio", destacó Ocampo.

 

El evento, en el que participaron el presidente y el vicepresidente del Museo y varios funcionarios de la Fiscalía, contó con la presencia y el testimonio de la sobreviviente del Holocausto Monica Davidovich.

 

“Nuestra función es esencial, debemos convertirnos en educadores frente a los nuestros,en divulgadores de lo sucedido. Tenemos que formar parte de la mayoría mundial que le diga no al odio, no a la barbarie, no al exterminio, no a la destrucción de la humanidad, por la humanidad misma”, aseguró el fiscal general en el mítico museo.

 

El vicepresidente del Museo, Guillermo Yancoyanco y el fiscal general de la C.A.B.A. Martín Ocampo.

Este convenio, que sirve como oportunidad para unir fuerzas entre la Fiscalía, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) y el Museo del Holocausto de Buenos Aires, tiene por objeto la promoción de actividades conjuntas y establecer una vía rápida para la recepción de denuncias relacionadas con cualquier forma de discriminación.

 

Por su parte, el vicepresidente del Museo, Guillermo Yanco, expresó satisfacción por las acciones que se están llevando a cabo desde la Ciudad y la Fiscalía. Asimismo, resaltó que el Siglo XX fue marcado por tragedias y que el nuevo milenio debe ser distinto y caracterizarse por la confianza, el respeto y la convivencia en la diversidad.

 

Finalmente, el presidente del Museo, Gustavo Sakkal, cerró recordando que a través del acceso a la justicia se debe alertar para que la chispas de la discriminación no se enciendan, y que no mantenerse indiferente ante la discriminación es garantía de vivir en un mundo mejor.