El juez federal Sebastián Casanello citó a declaración indagatoria por presunto lavado de dinero al empresario Lázaro Báez, y a su hijo Martín porque "se encuentra reunido el grado de sospecha necesario" para la citación por "no coincidir con su perfil patrimonial". Fue tras la difusión de los videos en el noticiero de Telenoche donde se ve lo junto a su ex contador Daniel Perez Gadín contando una suma multimillonaria en la financiera SGI, de Puerto Madero. También fue citado el ex marido de Ileana Calabró. Son imágenes del año 2012 en el edifcio de la calla Juana Manso del lujoso barrio porteño. 

Casanello firmó hoy el llamado a indagatoria en el que también convocó a Sebastián y Daniel Perez Gadín (contador de Lázaro Báez) y a Fabián Rossi, ex pareja de la vedette, todos registrados por filmaciones de seguridad de la financiera "La Rosadita" cuando ingresaban bolsos con dinero para luego contarlo, explicaron fuentes judiciales. A todos les prohibieron salir del país por riesgo de fuga.

Lázaro Báez fue citado a declarar por el magistrado federal el próximo 26 de abril, Sebastián Pérez Gadín fue convocado para el 18 de abril, Rossi para el 19, Daniel Pérez Gadín el 20 y Martín Baez el 21; todos a las 10, en los tribunales federales de Comodoro Py. Tanto Lázaro como Martín Báez designaron nuevo abogado, Daniel Rubinovich, quien fue convocado por el juzgado para que acepte el cargo.

Las imágenes de las cámaras de seguridad filtradas a través de un noticiero no estaban en el expediente judicial de la causa Báez hasta que las solicitó Casanello esta mañana, según informaron fuentes con acceso a la causa.

El magistrado tenía ya ordenadas otras medidas de prueba en relación a los manejos de dinero en esa "cueva", entre otras un pedido al Gobierno de Santa Cruz para que le informe qué obras públicas estaban en ejecución en esa provincia en 2012 adjudicadas a "Austral Construcciones", la empresa de los Báez. Las imágenes emitidas están fechadas en septiembre y octubre de 2012 y se tomaron en el 7 C de Juana Manso 555 donde funcionaba la financiera.

En la causa, el único procesado es el ex dueño de SGI, Federico Elaskar, quien afirmó que en el lugar se "lavaba" dinero de Báez y que luego fue obligado a desprenderse de la firma, pero ante la Justicia se desdijo.  El otro "arrepentido", Leonardo Fariña, habló "de bolsos con dinero que llegaban desde Santa Cruz a esas oficinas para lavado de activos".

 

Esta causa por lavado de dinero investigaba a Lázaro, su familia, sus colaboradores y sus empresas desde hacía años. Todos estaban imputados y el expediente ya tenía procesados (como Federico Elaskar, dueño original de SGI, y Leonardo Fariña, supuesto testaferro en negocios colaterales de Báez), pero los nuevos videos provocaron una explosión en el caso.

Otra línea de la investigación se relaciona con la facturación falsa en obras públicas ejecutadas para Vialidad Provincial también en Santa Cruz. Fariña y Elaskar ya están procesados por "lavado de activos". En el caso de Lázaro Báez, fue indagado por el mismo delito en relación a la compra de un campo en Mendoza pero se le dictó falta de mérito. Esta causa a manos del juez Casanello, y tras el cambio de Gobierno, podría traer graves consecuencias para los implicados. Se verá...

 

ADJ-0.601006001458216374