"Los acusados son parte de la conexión local, son responsables de que hoy no tengamos ni verdad ni justicia”, dijeron a Página 12, Adriana Reisfeld y Diana Malamud, familiares de víctimas del atentado a la AMIA, después de declarar en el juicio por el encubrimiento del ataque a la mutual israelita. 

 

La hermana de Reisfeld y el esposo de Malamud fueron dos de las 84 víctimas de la explosión por parte de terroristas de un coche bomba, en la puerta de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en la ciudad de Buenos Aires el 18 de julio de 1994. 

 

“¿Por qué no podemos saber qué pasó, quién puso la bomba ni por qué lo hizo?”, se preguntaron en la entrevista con ese diario a 21 años del ataque terrorista. "Es el primer hecho de justicia que encontramos en dos décadas de lucha", dicen ambas en relación al juicio que se está siguiendo contra Juan José Galeano, el ex juez que en un principio estaba encargado de la causa por el atentado, Eamon Mullen y Jorge Barbaccia, ex fiscales, Rubén Beraja, el ex presidente de la DAIA, y Carlos Menem, el ex presidente. 

 

Luego de declarar en el juicio por encubrimiento, Reisfled dijo: "Tuve la convicción de que eran ellos: son los que desde un primer momento supieron todo, los que nos lo ocultaron, los que no nos dejaron saber y fue un alivio poder decirlo ante los jueces. Siento que me saqué un peso de encima porque hicimos lo que debíamos hacer, lo que nadie podía hacer por nosotras y nosotros. Eramos la voz de lo 85 muertos; fuimos y somos su voz de reclamo. Dijimos lo que necesitábamos: que el encubrimiento pasó, que no fue un invento nuestro. Ellos nos engañaron y ningunearon durante años". 

 

Por su parte, Malamud contó que intentaron, con su testimonio, echar por tierra lo que los acusados "tomaron como política desde hace tiempo: el apropiarse del dolor de los familiares para convertirse ellos mismos en víctimas". Calificó esa actitud como "un nuevo atentado contra las víctimas porque insisten en que son víctimas de una operación política". 

 

Además, Malamud destacó la importancia de esclarecer el encubrimiento: "Si esto se encubrió, cosa que ya está probada por el tribunal anterior, hay un motivo. Es lo que desconocemos. Queremos saber por qué lo hicieron, un dato que los acusados conocen y nosotros no. Claro que para nosotros es importante saber quién puso la bomba, pero esto que estamos buscando hoy es fundamental para dar ese otro paso".

 

Por último, ambas resaltaron la decisión del ministro de justicia, Germán Garavano, de elevar a rango de Secretaría la unidad especial de investigación sobre el Atentado a la AMIA.