Se celebró hoy la Audiencia Pública en el Salón Montevideo de la Legislatura porteña para la designación de Silvina Nápoli, Laura Perugini y Romina Tesone para asumir los cargos de defensora, fiscal y jueza, respectivamente. 

 

Encabezada por la presidenta de la Junta de Ética, Acuerdos y Organismos de Control, Paula Villalba, y el presidente de la Comisión de Justicia, Daniel Presti, se inició minutos después de las 11, la audiencia para tratar los pliegos propuestos por el Consejo de la Magistratura local para cubrir tres cargos vacantes. Ninguna de las tres postuladas recibió impugnaciones. 

 

"Todos vivimos como si fuésemos iguales, no lo somos, ya que hay sectores muy vulnerables en nuestra sociedad. El defensor público debe poner toda su capacidad en la defensa activa de los sectores vulnerables. Mi compromiso es escuchar y resolver los conflictos con celeridad e idoneidad”, expresó la candidata a defensora de primera instancia en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Silvina Nápoli. 

 

 

“Ingresé al Poder Judicial de la Ciudad el 26 de octubre de 2000, siempre en el Ministerio Público Fiscal. Soy fiscal interina desde el año 2012 a raíz de haber ocupado el cuarto lugar en orden de mérito en un concurso previo. El año pasado concursé para el cargo del que soy interina. El Ministerio Público Fiscal se relaciona con la defensa del interés público. Me comprometo a seguir trabajando con la responsabilidad con que lo hice hasta ahora”, dijo la candidata para asumir el cargo de fiscal de primera instancia en lo Contencioso, Administrativo y Tributario, Laura Perugini. 

 

Romina Tesone, candidata a jueza de primera instancia en lo Contencioso, Administrativo y Tributario, por su parte, destacó la importancia institucional que adquirió en estos tiempos la audiencia pública como parte de un proceso hacia la democracia participativa. “Luego de valorarse nuestras condiciones técnicas, en la Audiencia Pública nos enfrentarnos con la ciudadanía y sus representantes”, afirmó.

 

Por último, la candidata a jueza remarcó que en el fuero CAyT “se debe contemplar el interés público y el cumplimiento de los mandatos constitucionales”. “Me siento muy comprometida con la labor del fuero e identificada con los valores de la Constitución”, subrayó.

 

Finalizada la audiencia, los legisladores integrantes de la Junta de Ética y la Comisión de Justicia firmaron el dictamen conjunto correspondiente para elevar los pliegos para su tratamiento en el recinto. Para la designación de las magistradas se requiere la mayoría absoluta del cuerpo, equivalente a 31 votos.