El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, decidió este lunes suspender la realización de fiestas electrónicas masivas en la Ciudad, luego de la tragedia ocurrida en la Time Warp del complejo Costa Salguero en la que murieron cinco jóvenes. Sostuvo que se tomó esa decisión hasta que no se apruebe un proyecto que enviarán a la Legislatura vinculado a las fiestas electrónicas.

 

La misma intención tiene el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, que adelantó que el gobierno hoy analizará si suspender las fiestas electrónicas en la provincia bonaerense también. 

 

"Lo hablaremos mañana en la reunión de Gabinete con la gobernadora María Eugenia Vidal. Yo creo que las políticas deben tomarse en conjunto y por eso estuve hablando con (el ministro de Seguridad y Justicia porteño) Martín Ocampo para analizar la determinación que tomaron", manifestó ayer el funcionario en declaraciones a radio La Red.

 

Ritondo aclaró: "No se puede permitir de un lado sí y del otro no. El problema en la Provincia son las fiestas clandestinas que no piden autorización, que se hacen en quintas o countries y se comunican por redes sociales".

 

Por su parte, Larreta explicó vía su cuenta de Twitter que en la CABA no se entregarán más permisos para la realización de fiestas electrónicas hasta que en la Legislatura no se trate un proyecto de ley para la reducción de daños y riesgos en dichos eventos. "Hasta que no sea ley no se entregarán los permisos", declaró el gobernador.