A cuatro meses de la tragedia, el fiscal federal Federico Delgado pidió este martes que el abogadoVíctor Stinfale y el empresario Adrián "Pollo" Conci sean enviados a juicio oral y público a raíz de los hechos ocurridos en la fiesta de Time Warp de Costa Salguero en la que cinco personas murieron a raíz del consumo de drogas.

 

Fuentes judiciales informaron a la agencia NA que la fiscalía pidió al juez federal Sebastián Casanello que Stinfale y Conci sean enviados a juicio por "la facilitación de un lugar para la comercialización de estupefacientes, realizada también en perjuicio de menores de 18 años de edad, en forma organizada por 3 o más personas y en un lugar destinado a realizar espectáculos públicos".

 

Federico Delgado señaló que Víctor Stinfale, Adrián Conci, Maximiliano Ávila, Carlos Garat, Carlos Penise y Martín Gontad  “instituyeron un espacio social excluido de la soberanía estatal; es decir sustraído de cualquier tipo de control público pero con la complicidad de las autoridades estatales, que permitió en los hechos el funcionamiento de una suerte de mercado al que concurrían libremente quienes querían vender y los que deseaban comprar drogas prohibidas en la fiesta electrónica “Time Warp”, con el propósito de obtener un fin de lucro a través de la venta del agua marca Block,”

 

A todos los acusó de ser coautores de facilitación de un lugar para la venta de drogas en forma agravada y con penas que podrían alcanzar los 16 años de prisión; en tanto que a Gontad lo acusó de ser partícipe necesario.

 

El representante del MPF explicó que a partir de la prueba reunida se pudo afirmar que “las particularidades del evento confirman que la venta y el consumo masivo de estupefacientes no sólo no escaparon del conocimiento de los imputados, sino que además fueron ellos mismos los que generaron el espacio para la libre circulación de drogas. Es más, tanto los médicos y socorristas que prestaron servicios, como el público que concurrió a la fiesta, aseguraron el consumo masivo de estupefacientes durante toda la noche.

 

Por lo tanto, si ello pudo ser percibido por estos actores, también lo fue por los propios organizadores.  Pero el silencio, el no accionar, demuestra que la voluntad real de los organizadores fue la de asegurar el libre consumo de drogas para así garantizar el éxito económico del evento, envuelto en el objetivo de vender agua que ellos fabricaban”.

 

La tragedia de Time Warp tuvo lugar el 15 de abril de este año cuando varias personas comenzaron a desvanecerse en el predio de Costa Salguero en el que se llevaba a cabo la reunión luego de haber consumido una droga denominada Superman, que aparentemente habría sufrido una alteración. Cinco de ellos murieron antes de poder recibir la atención médica necesaria mientras que otros tres fueron hospitalizados y recién les pudieron quitar el respirador quince días después.