Ayer, a los 98 años de edad, falleció el ex ministro de la Corte Suprema de Justicia Carlos Fayt, quien estuvo en el máximo organismo de Justicia durante 32 años.

 

Fayt, reconocido jurista y académico que deja un importante legado, fue el juez que mayor tiempo permaneció en el sillón de la Corte Suprema de Justicia, cargo al que llegó con la restauración de la democracia argentina, en 1983.

 

Renunció a la Corte el 11 de diciembre del año pasado, un día después de la asunción del presidente Mauricio Macri. Había decidido esa fecha  en respuesta a la presión que había sufrido por parte del gobierno de Cristina Kirchner, que promovió su alejamiento alegando su edad e incluso planteó que se le hicieran examenes de salud mental.

 

La muerte de Fayt fue informada por su abogado Jorge Rizzo, a través de un tweet en el que informó que la hija de Fayt, Graciela, le comunicó la triste noticia: "Salud maestro, gracias por todo", resumió en su cuenta de Twitter.

 

Fayt tuvo una vida dedicada a la justicia, un ciudadano salteño que siempre quiso ser abogado y militó en política desde su adolescencia a fin de año se retira de la actividad del Poder judicial. En 1983, prefirió la gestión pública desde la vuelta de la democracia y estuvo en el cargo por el aval de sus pares hasta que decidió renunciar desde el 11 de diciembre de 2015 tras 32 años en el poder. También escribió más de 30 libros jurídicos, es Doctor en Jurisprudencia y Profesor Emérito de la Universidad Nacional de Buenos Aires. Según sus seres cercanos, a los 97 años asumió que su físico le impedía seguir en una función tan importante aunque sorprendió a todos con la decisión.

 

2091328

“La Corte no es un trabajo full-time sino full-life”, dijo una vez. Y así fue. Desde que la reforma constitucional de 1994 puso en duda su continuidad en la Corte, Carlos Santiago Fayt insistió en que no pensaba renunciar. Acudió a la justicia para continuar en el cargo. En agosto del 1999, consiguió que el Máximo Tribunal lo ratificara en el cargo, y pudo pasar por alto la exigencia de la reforma que hablaba de un nuevo acuerdo del Senado, cada cinco años, a partir de los 75 años de edad.

 

Fayt tuvo una extensa carrera académica. Fue Profesor Emérito de la Universidad Nacional de Buenos Aires. Director del Instituto Argentino de Ciencia Política. Profesor Titular en la Universidad de Belgrano y del Museo Social Argentino. Miembro del Consejo Académico de la Universidad del Museo Social Argentino. Miembro Honorario del Instituto de Estudios Legislativos de la Federación Argentina de Colegios de Abogados. Académico Honorario de la Academia Argentina de la Historia. Miembro Honorario de la Asociación Argentina de Derecho Político. Y Ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, a partir del 23 de diciembre de 1983 hasta la fecha.

 

"He estado 30 años en la Corte, la mitad de mi vida o quizás la vida misma", dijo Fayt al momento de renunciar al máximo tribunal.