Advierten sobre las letras chicas del contrato para el uso del wifi gratuito de la Ciudad de Buenos Aires, disponible en plazas y estaciones de subte. Según el periodista Federico Bianchini, al aceptar el servicio se entregan datos como modelo de equipo, dirección IP, datos sobre su ubicación física geolocalizada y, si se registrara, también nombre, apellido, tipo y número de documento y/o CUIT y/o CUIL, género, dirección de mail, nacionalidad, contraseña, confirmación de contraseña, preguntas secretas, teléfonos, dirección y código postal.

 

Otra de las cláusulas del contrato para el wifi gratuito de la CABA que resalta el sitio Vice es la que da conformidad al uso y difusión de imágenes para las publicidades del subte o del Gobierno de la Ciudad.

 

Fuente: Prensa GCBA

 

Al aceptar los términos y condiciones para el uso del wifi, el usuario permite que distintas áreas del Gobierno, como la de marketing, la de impuestos y la de publicidad, puedan utilizar los datos y cruzarlos con otros a fin de “verificar cuentas y actividades”, según indica el contrato. 

 

“SBASE podrá establecer nuevas condiciones y/o modificaciones a cualquiera de las cláusulas contenidas en los presentes términos y condiciones y las políticas de privacidad sin necesidad de contar con la autorización del USUARIO”, agrega el Gobierno entre los términos y condiciones. 

 

Por otra parte, de producirse un robo y un posterior fraude informático, el contrato que se acepta con el uso del wifi del subte aclara que el responsable será el usuario, que "responde por el uso correcto de la conexión, obligándose a evitar realizar cualquier tipo de acción que pueda dañar sistemas, equipos; servicios accesibles o sitios web, directa o indirectamente a través del Servicio y de acuerdo con las normas contenidas en el presente documento”.

 

Fuente: Prensa GCBA