La Corte Suprema de Estados Unidos estableció que Apple Inc deberá pagar 450 millones de dólares y aceptó la decisión de un tribunal de apelaciones que en 2015 había condenado a la compañía de conspirar con cinco editoriales para subir el precio de los libros electrónicos.

Si bien la Corte Suprema se negó a escuchar los argumentos de Apple, la compañía, en su petición para que el máximo tribunal tratara el caso, argumentaba que la decisión de junio de 2015 del tribunal de apelaciones de Nueva York, que la encontró culpable de infligir las leyes federales antimonopolio, era contraria a la jurisprudencia de la Corte Suprema y “congelaría la innovación y la toma de riesgos”.

El tribunal de primera instancia en 2013 también había encontrado a Apple culpable de conspirar con las editoriales para eliminar la competencia en el costo minorista y subir el precio de los libros electrónicos. En esa oportunidad la decisión se tomó en un juicio sin jurado y una de las juezas, Denise Cote calificó la participación de Apple como un “papel central” en la conspiración.

El Departamento de Justicia dijo que la trama hizo que algunos libros electrónicos subieran hasta 12.99 o 14.99 dólares, en comparación con los 9,99 dólares que cobra Amazon por el mismo servicio.

Las editoriales que, según el Departamento de Justicia, conspiraron con Aplle son Hachette Book, HarperCollins, Penguin Group, Simon & Shuster y Macmillan.