“Queremos acompañar a los poderes judiciales en generar procesos que creen una justicia más accesible a la gente, más moderna, y que aproveche al máximo las tecnologías”, dijo el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, en el marco de la inauguración del Año Judicial en Córdoba.  

 

El acto también contó con la presencia del gobernador de la provincia de Córdoba, Juan Schiaretti y con el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Domingo Sesín. 

 

Durante la cita, firmaron convenios y conversaron sobre los objetivos y acciones contempladas dentro del espacio de diálogo Justicia 2020, el conjunto de reformas impulsadas desde el gobierno nacional para el sistema judicial. El ministro destacó los esfuerzos de la justicia provincial  y se pronunció a favor de una justicia más moderna y próxima a la sociedad.

 

Garavano y el fiscal general de Córdoba, Alejandro Moyano, visitaron la Unidad Judicial n°4, para ver el funcionamiento del Plan de Reforma de las Unidades Judiciales, proyecto diseñado por la Fiscalía General de Córdoba. El Ministro de Justicia se mostró satisfecho por la implementación del plan piloto que impulsa la modernización del servicio judicial de cara a la comunidad, y que se espera pueda extenderse a todas las unidades judiciales cordobesas en 2017.

 

El ministro continuó sus reuniones con las autoridades cordobesas con la Asociación de Magistrados, en donde se discutió la evaluación de las políticas públicas en pos de una justicia que permita la solución de conflictos en forma rápida y confiable. 

 

La agenda del día cerró con el saludo de Garavano a las autoridades del Colegio de Abogados de Córdoba, a quienes instó a participar de este proyecto que promueve la transformación integral de las instituciones.