Un hombre de 41 años fue detenido en la Ciudad de Buenos Aires el pasado 26 de marzo por ser el supuesta responsable de enviar vía Facebook fotos y videos vinculados con situaciones de abuso que habría perpetuado sobre su hijastra. 

 

La decisión estuvo a cargo del juez Pablo Casas, titular del juzgado N°10 en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la CABA. El magistrado decretó la prisión preventiva del hombre por el delito previsto por el artículo 128 párrafo 1° del Código Penal (producción, publicación o distribución por cualquier medio de pornografía infantil), en concurso real con el delito de abuso sexual agravado previsto y reprimido por el art. 119, último párrafo, inciso f.

 

La prisión preventiva se dictó ante la existencia de un riesgo de intimidación contra el grupo familiar y la posibilidad de perjuicios a la investigación en el caso que el acusado acceda a elementos informáticos y elimine prueba.

 

Como el delito de abuso sexual de menores no es competencia de la justicia local, Casas remitió la causa a la justicia nacional para la intervención en orden a la totalidad de los sucesos investigados y se declaró incompetente.

 

Esta intervención surgió a partir de una investigación impulsada por el Ministerio Público Fiscal porteño a raíz de los reportes del National Center for Missing & Exploited Children en los cuales se detallan las conversaciones que mantuvo el imputado en varios perfiles de Facebook con otros usuarios de la red social, donde relata y envía fotografías y videos vinculados con situaciones de abuso que habría perpetrado sobre su hijastra, y otras imágenes con contenido de pornografía infantil.