“El interno no va a comparecer porque no quiere saber nada con ese magistrado”, respondió el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) al fiscal Marcelo Romero de la ciudad de La Plata cuando convocó a un detenido para indagarlo por los delitos de estafas reiteradas y asociación ilícita, según informó el funcionario.

 

El detenido que se rehusaba a ser indagado por el fiscal fue identificado oficialmente como Hernán Alfredo Bracco, quien había sido detenido junto con otros dos hombres sospechados de haber conformado una banda para “cometer hechos delictivos”.

 

Los acusan de emplear “maniobras fraudulentas con vehículos particulares para su posterior comercialización al público a título oneroso, logrando ganancias con lo producido, utilizando como espacio físico una agencia de venta de automotores multimarcas”, se explica en el pedido de detención.

 

Luego de recibir la insólita respuesta del SPB, el detenido fue trasladado a la fiscalía de Romero. "Cabe preguntarse cuál es la formación que tienen los agentes penitenciarios a la fecha y si algún funcionario de los niveles de conducción se digna a brindarles academias o, al menos, alguna sugerencia o consejo paternal para que eviten situaciones absurdas como las relatadas, con las consecuentes sanciones administrativas o penales", dijo el fiscal.