La jueza Claudia Alvaro, titular del juzgado N° 16 en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires, resolvió ayer ordenar nuevas medidas en el marco de la clausura/bloqueo preventivo dispuesto el pasado viernes 22 de la página web, las plataformas digitales, y aplicaciones necesarias para hacer uso de los servicios de transporte de pasajeros que ofrece la empresa UBER en el territorio porteño.

 

“Conforme la prueba colectada hasta el momento, la empresa UBER organiza su negocio en base a dos grandes circuitos comerciales: las tarjetas de crédito que utiliza para que sus usuarios paguen sus servicios y las telecomunicaciones, ya que opera mediante una ‘App’ que tiene conexión a Internet”, fundamentó la magistrada. 

 

La magistrada destacó la declaración testimonial del Jefe de Análisis Tecnológica del Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal, quien sostuvo que la medida de bloqueo dispuesta no inhabilita a las personas que ya se bajaron la aplicación para utilizarla en la ciudad de Buenos Aires, así como tampoco inhabilita a quienes quieran bajar la aplicación en alguna provincia argentina u otro país, a que luego la utilicen en la Ciudad de Buenos Aires. 

 

"La única manera de impedir que se perfeccione el servicio podría ser a través del bloqueo del pago de los choferes que UBER ya cuenta en su planta, remarcando que para impedir que la operatoria se continúe llevando a cabo, se debería realizar una acción accesoria del bloqueo de la App ya dispuesto, y de esta manera, no permitir que se perfeccione la operatoria comercial”, sostuvo Alvaro.