El juez Lisandro Fastman suspendió la medida cautelar que ordenaba la prohibición de actividades comerciales en locales bailables de la Ciudad que había sido dictada el jueves pasado por el juez de turno Roberto Andrés Gallardo en el marco de una acción de amparo impulsada por un grupo de ONG que cuestionaban el  control de locales y establecimientos en los que se realizan recitales nocturnos, y durante los cuales se expenden y consumen sustancias psicotrópicas. 

 

Fastman, titular del juzgado N°14 en lo Contencioso, Administrativo y Tributario, dictó la suspensión de la medida que prohibía los boliches mediante una convocatoria a una audiencia entre las partes involucradas: el titular de la Federación Argentina de Cartoneros y Recicladores; el Procurador General de la Ciudad, Gabriel Astarloa; el secretario de seguridad, Marcelo D’Alessandro; el Director de la Agencia Gubernamental de Control, Matías Álvarez Dorrego; el Director General de Habilitaciones y Permisos, Sebastián Pérez Lorgueillex; el Director General de Fiscalización y Control, Gustavo May y el presidente de la Cámara Empresaria de Discotecas de Buenos Aires.

 

el titular de una de las organizaciones actoras (la Federación Argentina de Cartoneros y Recicladores); en representación del Gobierno porteño, el Procurador General de la Ciudad, Gabriel Astarloa; el secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro; el Director de la Agencia Gubernamental de Control, Matías Álvarez Dorrego; el Director General de Habilitaciones y Permisos, Sebastián Pérez Lorgueillex; el Director General de Fiscalización y Control, Gustavo May; el presidente de la Cámara Empresaria de Discotecas de Buenos Aires; y el fiscal interviniente en la causa.

 

 

“Luego de un intercambio de opiniones, las partes de común acuerdo resolvieron solicitar la suspensión de los efectos de la medida cautelar dictada”, constaba en el acta de la audiencia. Para arribar a este acuerdo se ratificó “el compromiso asumido por el Gobierno de la Ciudad de no otorgar permisos para la realización de eventos masivos de música electrónica”.

 

En el acta, además, se definió que en el término de 5 días se presentará en el expediente un informe pormenorizado sobre las fiscalizaciones realizadas en el transcurso de abril de 2016 , por la Agencia Gubernamental de Control a los locales bailables. 

 

Frente al acuerdo expreso por las partes en la audiencia, el juez Lisandro Fastman resolvió hacer lugar al pedido de suspensión de la medida cautelar dictada “en los términos solicitados”, y dada la trascendencia pública de la medida adoptada por el juez de turno, dispuso la inmediata difusión de lo resuelto.