Tres imputados por el homicidio de un hombre que falleció en la madrugada del 18 de julio en el interior del boliche Mburucuyá, ubicado a pocas cuadras de la estación Constitución, como consecuencia de golpes en su cabeza, permanecerán privados de su libertad hasta el 30 de septiembre, como medida preventiva a fin de evitar interferencias en la investigación y el peligro de fuga.

 

La prisión preventiva fue dictada el pasado 21 de julio por el titular del juzgado de primera instancia en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 17, Norberto Tavosnanska, y confirmada el 12 de agosto por la Sala II de la Cámara de Apelaciones de dicho fuero porteño.

 

Los tres imputados, dos hermanos de 32 y 22 años, y un amigo de ambos de 22 años, todos de origen paraguayo, se encuentran alojados en el Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad de Buenos Aires (Devoto).

 

Según el juez Tavosnanska, existen “riesgos procesales, pues de recuperar la libertad podrían tomar contacto con las personas a las que se intenta individualizar y eso enturbiaría la pesquisa”.

 

En la resolución, el magistrado sostuvo que “además hay una gran cantidad de testigos que podrían sufrir una presión, tanto de los imputados como de los que se encuentran en libertad”, por lo que consideró ajustado declarar la prisión preventiva, y poner un límite temporal “hasta las 0.00 horas del último día hábil del próximo mes de septiembre” –la medida cautelar podrá ser revisada y prorrogada en caso de ser necesario para asegurar el proceso-.

 

Asimismo, el juez Tavosnanska consideró que tipificar al hecho delictivo como un “homicidio en riña” (delito transferido a la competencia local) según lo establecido en el artículo 95 del Código Penal sería prematuro, “ya que de las constancias que se han reseñado en esta audiencia, varios testigos han dicho que el mayor grado de sospecha lo tiene la persona que saltó sobre la cabeza del occiso y ello tiene relación con el resultado de la autopsia”.

 

Entendiendo que la muerte ocurrida en el interior del boliche Mburucuyá puede tener un responsable identificable, y que, por lo tanto, existe la posibilidad de ser una causa por homicidio simple,Tavosnanska resolvió “declarar la incompetencia del Juzgado Penal Contravencional y de Faltas N° 17 para entender en la presente causa y devolver la misma al Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 9, invitando a su titular, en caso de no compartir el criterio aquí sustentado, a elevarla a la CSJN para que dirima la cuestión de competencia suscitada”.

 

Ante la apelación planteada por la defensa de los imputados, la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo PCyF, integrada por los jueces Pablo Bacigalupo, Marcela De Langhe y Fernando Bosch, resolvió el pasado 12 de agosto confirmar lo dispuesto por el juez de primera instancia.

 

En relación a la prisión preventiva dictada, los camaristas también confirmaron la medida cautelar dispuesta. “A criterio de este tribunal el peligro de fuga ha sido acreditado adecuadamenteen el presente caso”, afirmaron los camaristas valorando “la conducta de los acusados, quienes, tras ocurrir el hecho, habrían intentado huir del lugar en el que se produjo”.