El juez federal Sebastián Casanello, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 7, procesó a Walter Santangelo, presidente de Energy Group, y a Facundo González, presidente de Multiticket, como coautores del delito de facilitación de un lugar para el comercio de estupefacientes, agravado, y por homicidio y lesiones leves culposas en relación a los sucesos ocurridos en el evento Time Warp de Costa Salguero el pasado 15 y 16 de abril.

 

Los procesamientos  se suman, entre otros, a los organizadores del evento y a los de los cinco funcionarios de la Ciudad de Buenos Aires acusados de haber incumplido sus deberes de funcionarios públicos por no garantizar el buen desarrollo del evento.

 

Tal como había pedido el fiscal federal Federico Delgado, el magistrado los identificó como coautores de los delitos "de facilitación de un lugar para la comercialización de estupefacientes, agravado, en concurso ideal con el delito de homicidio culposo y lesiones graves culposas".

 

También los embargó por $ 50.000.000 y ordenó medidas tendientes a determinar sus patrimonios y así poder asegurar un eventual decomiso de bienes y el congelamiento de sus cuentas bancarias.

 

En un fallo de 55 páginas el juez sostuvo que el accionar de Santangelo "se inscribe en la cima del entramado empresarial que determinó las condiciones en que se llevó a cabo el festival en provecho de obtener el mayor rédito económico".

 

"Para ello, era necesario crear un mercado interno, monopólico, en el que se maneje toda la oferta, y se genere la demanda. Ello implicaba que la totalidad de los proveedores serían propios y así, sería factible permitir la compra y venta de sustancias prohibidas, y la detentación del monopolio de la bebida, Esencialmente, la comercialización del energizante Speed y del agua Block, ambas producidas por Energy Group S.A.", aseveró.

 

Sobre Facundo González remarcó que se encargó de "ejecutar las órdenes de quienes se encuentran en estratos superiores y principalmente, a maquillar todas las cuestiones vinculadas al ingreso del público al evento a los fines que en los papeles luzcan como acordes al número habilitado".

 

Paralelamente, Casanello inició el trámite para elevar a juicio oral las causas seguidas contra los “dealers” que habrían comercializado sustancias dentro del predio.