Un periodista que daba consejos sobre inversión se fugó con 500.000 dólares de 20 víctimas en Mar del Plata y está desaparecido desde el 21 de octubre.

 

El periodista Daniel Viglione tenía un programa de radio desde hace 14 años en Mar del Plata en el que daba consejos sobre cómo invertir el dinero. Se consolidó como el referente de muchos en materia económica y a través del envío ofrecía sus servicios en asesoría financiera. Esto le permitió tener un buen número de clientes, a quienes atendía en una oficina particular. Allí, les prometía incrementar sus ahorros si lo invertían tal como él lo indicaba, pero nada salió como se esperaba.

 

Al menos 20 de esos "creyentes" lo denunciaron ante la Justicia por estafa y hoy lo acusan de haberse quedado con más medio millón de dólares que no le correspondían. Desapareció hace dos semanas y hoy la Policía desconoce su paradero. En el caso intervino la Fiscalía de Delitos Económicos de Mar del Plata.

 

En su programa radial "Economy Geeks", emitido en la repetidora de radio Mitre de Mar del Plata y en microenvíos publicados en su blog, se presentaba como "analista de mercados internacionales". Daba informes y recetas financieras. "No solo no abandonamos el barco sino que vamos a salir adelante", les prometía.

 

En el último mensaje que dejó en su canal de la web Listendat, el 17 de octubre, habló de "un proceso de cambios profundos", de dificultades que tenía "con la nueva compañía con la que estamos trabajando en Nueva York" y se refirió "a las peticiones concretas, reales, y absolutamente genuinas" que le estaban haciendo.Es decir, estaba revelando que sus clientes le estaban exigiendo que les restituyera el dinero. Muchos tardaron en hacer la denuncia, pero cuando intervino la justicia se descubrió el modus operandi del estafador.

 

"Hacía una especie de intermediación, explicaba que invertía a través de un broker en el mercado de Forex, que operaba en la sucursal Nueva York del Banco de las Américas, que tenía un equipo allá. Pero lo que surge hasta acá es que no había cuentas en ningún lado", contó a Clarín el fiscal de Delitos Económicos Fernando Berlingeri, que investiga el delito de defraudación.

 

Luego de que trascendieran las primeras denuncias, fue su propia familia la que confirmó que Viglione no era más que un estafador. "Mi tío se llevó hasta los ahorros de la familia", publicó en las redes sociales Agustín Viglione, sobrino del comunicador.

 

El acusado desapareció el pasado 21 de octubre. Ese día, la familia radicó una denuncia por "averiguación de paradero". En el marco de la investigación se pudo establecer que muchos de sus "contribuyentes" le dieron dinero desde el año 2009.

 

El mínimo para acceder a sus servicios de inversión lo había establecido en 10 mil dólares, y ofrecía beneficios por encima del 30% anual.Desde la Fiscalía sospechan que habrá más denuncias y que se superarán los 500 mil dólares.

 

Según explicaron los investigadores, Viglione utilizó el denominado "esquema Ponzi" o piramidal, que consiste en una operación fraudulenta de inversión que implica el pago de intereses a los inversores con lo que ponen nuevos clientes.

 

La estafa consiste en obtener ganancias con el dinero aportado por ellos mismos o por otros nuevos inversores que creen en la promesa de obtener, en algunos casos, grandes beneficios. El sistema funciona sólo si crece la cantidad de nuevas víctimas. El delito de defraudación por el que está acusado Viglione contempla hasta seis años de prisión, aunque si los casos se acumulan se le podrían sumar más años.