Un informe de la Universidad Católica Argentina –UCA– afirma que 9 de cada 10 personas temen ser víctimas de la inseguridad. El estudio fue realizado por el Observatorio de la Deuda Social Argentina, un grupo de investigación de la casa de estudios, que comparó sus informes sobre victimización e inseguridad subjetiva en la población, en el período comprendido entre 2010 y 2015.

 

En esos años, el miedo al delito no afectó nunca a menos del 80% de los ciudadanos argentinos. La percepción de riesgo está asociada a otro indicador exhibido en el análisis de la UCA: 3 de cada 10 hogares fueron víctimas de delitos, en un porcentaje que tuvo una mínima disminución en 2015 con relación al año anterior, para pasar del 31,1% al 27,7%.

 

El informe advierte que la inseguridad subjetiva -representada por el temor del 87,3% de la población a ser víctima de un delito– implica cambios en los comportamientos individuales. “Los datos nos indican que atravesamos una pandemia en el sentimiento de inseguridad. Eso produce una anomia social, con ruptura de los lazos de solidaridad y de apoyos”, explicó Agustío Salvia, coordinador de la investigación.

 

Por otro lado, la UCA indicó que el sector más vulnerable es la clase media no profesional, convertida en el grupo más victimizado. En ese sector, el 32% respondió haber sido víctima de asaltos, publicó La Nación. Asimismo, en todos los niveles sociales se mantiene una alta desconfianza al momento de realizar la denuncia, que conspiran en la realización de cifras oficiales. En promedio, sólo el 47% de las víctimas denunció el hecho.

 

“Básicamente se considera una pérdida de tiempo la realización de la denuncia, especialmente porque se tiene la convicción de que no producirá resultados positivos”, sostuvo Salvia. El cuestionario de la UCA se realizó en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el conurbano bonaerense y las principales ciudades del interior del país.