Se realizó ayer el Acto de Declaración de Interés Jurídico de las actividades desarrolladas por la Oficina de la Mujer, que depende de la Corte Suprema de la Nación.

 

La Oficina de la Mujer (OM) fue creada en 2009 por la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) con el objetivo de impulsar, en la esfera del Poder Judicial, un proceso de incorporación de la perspectiva de género en la planificación institucional y en los procesos internos, a fin de alcanzar la equidad de género, tanto para quienes utilizan el sistema de justicia como para quienes trabajan en él.

 

 

La vicepresidenta de la Legislatura porteña, Carmen Polledo, dio inicio al encuentro con palabras de reconocimiento a las actividades desarrolladas por la Oficina de la Mujer. 

 

El Legislador Daniel Presti, presidente de la Comisión de Justicia, quien fue el autor del proyecto dijo que “particularmente me interesaría resaltar la tarea de esta oficina y la importancia de su trabajo en la confección del mapa de género y muy especialmente remarcar la importancia del Registro Nacional de femicidio”.

 

 

En ese sentido agregó: “esta es un labor que sin dudas debía reconocerse y es esta casa legislativa la que lo hace con el convencimiento de que el trabajo realizado ha cumplido fielmente sus objetivos”.

 

En el encuentro estuvieron presentes los miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz y Elena Highton de Nolasco, la legisladora Lía Rueda, el Procurador General de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Gabriel Astarloa; la funcionaria a cargo de la Oficina de la Mujer, María Delia Castañares; jueza retirada y Presidenta del Consejo Honorario de la Fundación Libra, Gladys Álvarez; la jurista especializada en Derecho Internacional Ines Weinberg de Roca y el Consejero del Consejo de la Magistratura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Darío Reynoso.