Hoy comienza el juicio a los crímenes cometidos en el "Sheraton", un centro clandestino de detención que durante la última dictadura funcionó en la sede de la Subcomisaría de Villa Insuperable, en el distrito de La Matanza, provincia de Buenos Aires. El Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº1 juzgará a militares y policías por el secuestro de 18 personas y las torturas infligidas a ocho de ellas, y por un doble homicidio perpetrado en Villa Bosch.

 

Los acusados son los entonces Segundo Comandante y Jefe del Estado o Plana Mayor del Grupo de Artillería 1 (GA1) “Gral. Iriarte” de Ciudadela, Rodolfo Enrique Godoy; los oficiales de Inteligencia y Operaciones de la misma unidad militar, Manuel Antonio Luis Cunha Ferre y Roberto Obdulio Godoy; el entonces teniente y subordinado de aquellos, José María Mainetti; y los ex titulares de la Subcomisaría de Villa Insuperable, Leopoldo Luis Baume y Juan Alfredo Battafarano.

 

Cunha Ferré, Roberto Godoy y Mainetti están acusados del homicidio de la pareja compuesta por Carlos Alberto Hobert y Graciela María Maliandi en el marco de un operativo ilegal perpetrado por el GA1 el 17 de diciembre de 1976 "en un contexto íntimamente ligado a ese centro clandestino de detención pero que en lugar de devenir en el cautiverio y tormentos en ese lugar acarreó la muerte de las víctimas", indicó el fiscal federal Federico Delgado en la acusación.

 

Los hechos ocurrieron a las 5.45 de aquél día en un domicilio de la localidad de Villa Bosh. La pareja asesinada se encontraba junto a sus hijos. Maliandi habría muerto cuando intentaba escapar por el fondo de la vivienda y Hobert, quien también habría intentado huir, "fue asesinado por la espalda" cuando decidió regresar a su casa, consignó la Fiscalía de instrucción y consideró acreditado que los tres acusados intervinieron en el procedimiento.

 

El debate estará a cargo de los jueces José Antonio Michilini, Adrián Federico Grumberg y Pablo Vega, e intervendrá la fiscal de la Unidad de Asistencia para causas por violaciones a los Derechos Humanos, María Ángeles Ramos, asistida por las fiscales ad hoc María Saavedra y Marcela Obetko.

 

En el requerimiento de elevación a juicio, el fiscal Delgado destacó que "en lo referente al trato propiciado a las víctimas allí alojadas se advierten algunas particularidades", pues en algunos casos "han referido las víctimas que en esta Subcomisaría ellas no estaban encerradas, ni encapuchadas, ni sujetas con cadenas o esposas, lo cual le daba sentido a la denominación 'Sheraton'".

 

El fiscal describió que en el caso de algunas de las víctimas "muchas veces el personal de custodia organizaba los encuentros de los detenidos con sus familiares e incluso llevaba a cabo un intercambio epistolar entre éstos" y remarcó que "la contracara de esta paradoja radica en el escaso porcentaje de sobrevivientes del centro, lo cual permite apreciar la relación entre el trato sufrido por las víctimas y su destino final".

 

De las 18 víctimas que pasaron por allí y que integran el objeto procesal de esta causa, diez fueron desaparecidas: Pablo Bernardo Szir, Luis Salvador Mercadal, Adela Esther Candela de Lanzillotti, Héctor Daniel Klosowski, Ana María Caruso, Roberto Eugenio Carri, Héctor Germán Oesterheld, Juan Marcelo Soler Guinard, Graciela Moreno y José Rubén Slavkin.