Con esta frase Milagro Sala recordó que “después de dos mil días, no sé si decir que estamos igual o peor; hace veinte días me volvieron a inventar una causa, por lo que ya tengo diecisiete". Esta semana se inició un acampe para exigir la libertad de la militante social.

"El acampe no es la opinión del pueblo jujeño, como se vio en el resultado de las elecciones, donde el movimiento que apoya a Milagro Sala no pudo lograr ni un legislador", respondió el actual gobernador provincial Gerardo Morales.

Plaza de Mayo es el epicentro del acampe iniciado el martes donde un amplio abanico de movimientos sociales, políticos y de pueblos reclaman la libertad de la dirigente. "Vengo pidiendo que la Corte Suprema revea las causas; si nos tenemos que sentar nuevamente en el banquillo, queremos hacerlo con jueces y fiscales que sean equitativos, sin un color político", continuó Sala sobre el papel del máximo tribunal del país.

"Hoy me siento una presa política, aunque algunos no lo quieran reconocer. Lamentablemente el lawfare fue muy fuerte en Jujuy ya desde antes de que Gerardo Morales fuera gobernador; armaron un laboratorio y comenzaron a aplicarlo contra los opositores políticos en Jujuy", agregó Sala.

Aunque Morales insistió: "El pueblo no resistía el doble comando; aquí había un gobierno en manos de esta señora, con una violencia que no se había visto y que hemos padecido por quince años... puede haber gente que no vivió en ese tiempo acá que pueda ser engañada por algunas consignas, pero nosotros sabemos lo que ha sucedido".

"Mi detención es más política que judicial", dijo Sala y resaltó que “la que me viene juzgando a mí es una Justicia con los colores de Cambiemos". Morales, sin embargo, declaró que “el pueblo conoce lo que ha pasado en Jujuy con la violencia y la corrupción”.

Por estas horas dirigentes sociales, políticos, sindicales y de derechos humanos se reunieron en el acampe en la Plaza de Mayo en apoyó a la dirigenta social. Sala actualmente cumple prisión domiciliaria en la provincia de Jujuy y el 9 de julio cumple 2000 días de detención.

"¿Por qué si el Presidente de la República, nuestro compañero Presidente, dice que Milagro Sala es una presa arbitraria, por qué si toda nuestra fuerza política dice que Milagro es una presa arbitraria, por qué si todos los que estamos acá decimos exactamente lo mismo, por qué no podemos pasar a generar acciones para resolver y terminar con esa arbitrariedad?", se preguntó el coordinador nacional de la Túpac Amaru, Alejandro Garfagnini.

Durante la conferencia de prensa de este jueves estuvieron Claudia, hija de Milagro Sala, y se pudo observar además de Garfagnini y los representantes del "acampe" del Frente Milagro Sala, a los diputados nacionales Hugo Yasky, Paula Penacca, Walter Correa, Héctor "Gallego" Fernández y Vanesa Siley, entre otros.