Según fuentes judiciales, en la reunión vía remota que tienen normalmente en medio de la pandemia por Covid-19 y el trabajo remoto, el juez Alejandro Slokar le pidió a su par Gustavo Hornos que renuncie a la presidencia que ejerce este año en la Cámara Federal de Casación Penal. El antecedente más cercano de renuncia es el de su colega Juan Carlos Gemignani en mayo de 2019 cuando fue sancionado por el Consejo de la Magistratura.

Primero fueron los cuestionamientos la semana pasada de los tres magistrados que integran la Sala II de Cámara Federal de Casación Penal, Alejandro Slokar, Carlos Mahiques y Guillermo Yacobucci, quienes firmaron una misiva en la cual cuestionaron que en su rol como juez de la Nación haya visitando entre 2016 y 2018 al expresidente Macri y luego de esas visitas hubo sentencias contrarias a ex funcionarios kirchneristas.

Luego, se sumó la camarista Ángela Ledesma en una carta que fue primicia de la colega Luciana Bertoia en Página 12 quien también escribe para este medio, la magistrada empezó diciendo que “los hechos que motivan la presente instalan irremediablemente un manto de duda con relación a principios básicos de la ética judicial”. Y a ellos los define como “la imparcialidad, la independencia, la responsabilidad institucional, la integridad, la transparencia y la prudencia”, sostuvo la jueza.

Y como fue primicia de este medio, el diputado Martín Soria presentó una denuncia ante el Consejo contra Hornos por las visitas a Macri en la Casa Rosada pidiendo el Jurado de Enjuiciamiento por “mal desempeño, grave negligencia y por la realización de actos de manifiesta arbitrariedad en el ejercicio de sus funciones”. Y ayer el presidente también lo cuestionó en la apertura de sesiones ordinarias.

Hoy, el juez Alejandro Slokar según cuentan allegados a la reunión le pidió a su par Gustavo Hornos que renuncie a la presidencia de Casación Federal que está ejerciendo en este año 2021. Los cuestionamientos son varios y estallaron en el tribunal colegiados luego que Hornos en una reunión de Superintendencia intentara explicar que sus visitas a la Casa Rosada durante el gobierno de Macri respondieron a un vínculo “social” con el expresidente y que fueron para responder a consultas “genéricas” sobre temas vinculados al sistema de cárceles y al Poder Judicial pero no a causas en trámite.

Al menos cuatro de los integrantes de Casación Federal se mostraron molestos con el accionar del presidente Hornos y difundieron a la prensa las cartas enviadas a su par en la que destacaron que “Un juez no sólo estará libre de conexiones inapropiadas con los poderes ejecutivo y legislativo y de influencias inapropiadas por parte de los citados poderes, sino que también deberá tener apariencia de ser libre de las anteriores a los ojos de un observador razonable”.