Una clienta de Starbucks en Chicago, Estados Unidos demandó a la cafetería por más de 5 millones de dólares por servir menos café y otras bebidas que lo que aparece en las publicidades y por hacer pagar un sobreprecio a los consumidores. 

 

En una demanda que busca convertirse en colectiva y motivo de un juicio, alegando publicidad engañosa y fraude a los consumidores, Stacy Pincus acusa al mayor distribuidor mundial de café de servir a sus clientes "mucho menos que lo publicitado, en algunos casos menos de la mitad de la bebida" detallada en su menú, que es completada con hielo.

 

Starbucks desechó la demanda y la calificó como "frívola y sin fundamento". "Nuestros clientes entienden y esperan que el hielo sea un componente esencial de toda bebida helada. Si un cliente no está satisfecho con la preparación de su bebida, con gusto la remplazaremos"', señala el grupo en un comunicado.

 

Starbucks, que cuenta con más de 23.000 cafeterías en el mundo, anunció un beneficio neto de 19.200 millones de dólares en el año fiscal 2015, un incremento de 16,5% en relación al año anterior.