Una granada de guerra fue encontrada en las últimas horas en un contenedor de basura ubicado en el barrio porteño de Chacarita, a pocos metros de la casa de la jueza de San Martín Martina Forns, quien el mes pasado frenó el aumento de la tarifa de energía eléctrica.

 

La jueza federal reclamó que "se investigue" el hallazgo, aunque aclaró que "no puede" afirmar que haya sido una amenaza contra ella. Fuentes policiales aseguraron que el explosivo no tenía tren de fuego, por lo que no podía estallar.

 

La granada fue hallada dentro de una caja de cartón en el contenedor ubicado en la calle Roseti al 1000, a tres cuadras de la estación de trenes de la línea Urquiza. Tomó intervención la Policía Metropolitana, que instruyó actuaciones por "intimidación pública".

 

Forns había aceptado un recurso de amparo contra el aumento en las tarifas de la luz presentado por el Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la (CEPIS) y la asociación Consumidores Argentinos. Dictó una cautelar interina y dio tres días de plazo para que el Gobierno nacional presente su descargo. Mientras tanto, los aumentos quedaron suspendidos para todo el país.

 

El caso que investiga el origen de la granada quedó a cargo del juez Daniel Rafecas, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 3.

 

"Es una situación muy fea. Estoy preocupada por mi familia", señaló la magistrada esta mañana en diálogo con varios medios de comunicación. Dijo desconocer si la granada se trató de un mensaje intimidatorio en su contra, pero recordó que su fallo sobre la tarifa eléctrica tuvo mucha repercusión pública.

 

"El único fallo del que se habló fue del mío y yo firmé el mismo fallo que se firmó en La Plata [que frenó la suba de gas]. He tenido indicadores de que no les ha gustado lo que dije", dijo la jueza.

 

"Solo pido y exijo investigación. Me llamó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien me puso a disposición todo su personal", indicó.

 

También recordó que su nombre fue mencionado ayer en el plenario de Diputados por parte del ministro de Energía, Juan José Aranguren. "El ministro me ha mencionado y no dijo nada sobre el otro fallo. Creo que hay que bajar los decibeles", pidió la magistrada. Sin embargo, negó que se sienta "perseguida" por el Gobierno.