El sector PyME expresó su preocupación y se declaró en alerta tras el fallo de la Corte Suprema, que solo anula el tarifazo del gas para los usuarios residenciales. Distintas cámaras empresarias se mostraron "sorprendidas" por la sentencia del máximo tribunal y anticiparon la presentación de acciones de amparo para que el reajuste tarifario domiciliario se extienda hacia las compañías, ante el riesgo inminente de cierre de muchas de ellas por el incremento en las boletas.

 

"Nos sorprendió muy negativamente el fallo de la Corte, no esperábamos que haga una división tan fuerte. Yo como ciudadano voy a mi casa y estoy amparado porque las cosas no se hicieron ajustadas a la ley, pero salgo y voy a mi negocio de enfrente y no estoy amparado, a pesar de ser el mismo ciudadano", sostuvo el secretario de Prensa de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, Vicente Lourenzo, quien advirtió que el equipo de abogados del sector "están evaluando" presentar medidas cautelares para ampliar la sentencia del máximo tribunal al sector.

 

Lourenzo, que representa también a la Cámara de Comerciantes Mayoristas e Industriales de la República Argentina (Cadmira), afirmó que "están trabajando a destajo para armar los argumentos" jurídicos para que la anulación de la tarifa del gas se extienda hacia las fábricas y compañías medianas y pequeñas, "sea retroactiva" y "haya un análisis sector por sector".

 

"Somos conscientes de que era muy baja la tarifa, pero hay sectores de uso intensivo del consumo eléctrico y otros que no. Un aumento del 500 por ciento puede representar el cierre de una empresa, como un fabricante de vidrios, pero no para otra que tiene solo dos hornallas y un calefón", afirmó en diálogo con el periodista Luis Novaresio, por radio La Red.

 

Por su lado, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) y el presidente de la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria (Camima) alertaron de que, por la vigencia del tarifazo, "se perderán miles de empresas y puestos de trabajo".