La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner solicitó que sean citados a indagatoria empresarios y funcionarios del Gobierno de Cambiemos en el marco de la causa en la que se investiga una denuncia por las operaciones de dólar a futuro.

 

Lo hizo en el marco de la contradenuncia que presentó ante el juez Sergio Torres y en la que es querellante, por la cual están imputados el juez Claudio Bonadio –a cargo de la causa principal contra ella- y el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger.

 

En un escrito presentado por el abogado de Cristina, Carlos Beraldi, se advirtió que "se encuentran individualizados una serie de funcionarios públicos del actual gobierno (Mario Quintana, Gustavo Lopetegui, José María Torello, Pablo Curat y Luis Caputo) y empresarios afines al Sr. Presidente de la Nación, Ingeniero Mauricio Macri (Nicolás Caputo, entre otros), como adquirentes de contratos de dólar futuro por valores millonarios".

 

Y en ese carácter Fernández de Kirchner pidió que sean indagados funcionarios del macrismo. En el pedido se nombra a Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, coordinadores económicos de la Jefatura de Gabinete de Ministros, a José María Torello, jefe de asesores de Macri, a Pablo Curat, director del Banco Central y a Luis Caputo, secretario de Finanzas de la Nación.

 

El letrado recordó que, así como la ex mandataria tiene el procesamiento confirmado por esa operatoria, corresponde que sean indagados del mismo modo los beneficiarios de esa supuesta defraudación.

 

"En consecuencia, requiero una vez más que se convoque a prestar declaración indagatoria a las personas mencionadas, las cuales resultan ser beneficiarios directos del supuesto delito de defraudación por administración infiel que se habría cometido en contra del erario público", dice el escrito.