El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, conducido por Jorge Triaca, presentó ante el Consejo de la Magistratura el pedido de enjuiciamiento de los jueces de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo durante la feria judicial, Graciela Elena Marino y Enrique Arias Gilbert por el presunto mal desempeño por el fallo en favor de los trabajadores en la causa por la paritaria bancaria. 

 

El pedido de enjuiciamiento fundamenta además el "desconocimiento inexcusable del derecho, falta de idoneidad, negligencia grave en el ejercicio del cargo, violación a la garantía constitucional de división de poderes, violación al principio de congruencia, arbitrariedad y falta de imparcialidad" de los magistrados. 

 

Esta medida es impulsada por el Ministerio de Trabajo a pesar de que el conflicto ya estaba resuelto luego de que, una semana antes, los empleados bancarios y las cámaras empresarias habían alcanzado un acuerdo salarial y habían levantado el paro previsto por 72 horas.

 

Desde el Ministerio aclararon que la denuncia no se vincula con los criterios jurisdiccionales adoptados por los magistrados, sino que con "la circunstancia de haber tergiversado la materia a decidir y con acciones más allá de su función", lo que supone un avance sobre las facultades del Poder Ejecutivo "en el marco de una negociación salarial en curso y una conciliación obligatoria vigente a la fecha de su dictado". 

 

Los trabajadores bancarios habían declararon el estado de "alerta y movilización" y trasladaron el conflicto a la Justicia cuando se demoró la homologación del acuerdo paritario. La Cámara de Apelaciones del Trabajo instó a las cámaras que nuclean a los bancos a pagar el acuerdo paritario y al Poder Ejecutivo a no intervenir.

 

No obstante, Triaca, y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, se reunieron en la Casa Rosada con directivos de los bancos agrupados en la cámara Abappra y del Banco Central para ordenar que no se liquidaran los sueldos de enero con los aumentos pactados y para diagramar una estrategia judicial para apelar al fallo de la Cámara de Apelaciones del Trabajo.

 

Desde la Asociación Bancaria emitieron un comunicado que repudió el accionar del Gobierno “por estar ante un hecho de inusitada gravedad institucional”. Se solidarizan con los jueces “que indudablemente estarían sufriendo un hostigamiento que violenta el orden constitucional”.