El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 7 de Capital Federal procesó sin prisión preventiva, a los exsecretarios de ambiente de la Nación entre 2010 y 2015, Omar Vicente Judis, Sergio Gustavo Lorusso y Juan José Mussi, y al extitular del IANIGLIA Ricardo Villalba, por abuso de autoridad, en relación al incumplimiento de la Ley Nacional de Glaciares.

 

El juez Casanello, dispuso además un embargo de cinco millones de pesos para cada uno, sobre los bienes de Judis, Mussi, Lorusso y Villalba y la prohibición de salir del país para todos ellos. Asimismo requirió al Ministerio de Ambiente de la Nación, establecer en forma urgente si ha existido daño al medio ambiente en estos años de vigencia de la normativa de presupuestos mínimos, establecidos en la Ley Nacional de Glaciares.

 

Las actuaciones se enfocaron en determinar si dicha legislación “había sido vulnerada por diferentes funcionarios públicos, precisar cuáles geoformas del ambiente glaciar y periglacial se pretendían proteger y si los encargados de su tutela habían actuado conforme les era exigido”.

 

El magistrado entendió que la zona donde estaban emplazados ambos emprendimientos mineros, era de relevamiento prioritario en los términos de dicha legislación, señalando que la norma también establecía la obligación de una auditoría ambiental para identificar y cuantificar impactos ambientales.

 

La ex Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, actual Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, como autoridad de aplicación designada por la ley 26.639, “debía formular las acciones conducentes a la conservación y protección de los glaciares y del ambiente periglacial”, puntualizó el juez.

 

En consecuencia, Juan José Mussi, Omar Judis y Sergio Lorusso, todos ellos Secretarios de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación entre diciembre 2010 y diciembre 2015 fueron imputados por “haber contribuido, junto con otros funcionarios públicos, a generar un ámbito de desprotección de los cuerpos de hielo del ambiente glaciar y periglacial.

 

A Ricardo Villalba, como máximo responsable del IANIGLA, se le hizo saber que su contribución en esta desprotección de los cuerpos glaciares y periglaciales radicó en “haber elaborado y aplicado para la confección del Inventario Nacional de Glaciares” un criterio contradictorio con el texto y el espíritu de la ley 26.639, al establecer que el IANIGLA sólo iban a incluir en dicho inventario, aquellas geoformas mayores a una hectárea de dimensión y que, al mismo tiempo, pudieran ser clasificadas como glaciares, manchones de nieve o glaciares de escombros.