La historia de Felipe Gelo, de 59 años y ex combatiente en la guerra de Malvinas, es compleja ya que se presentó desesperado ante la Justicia Federal planteando que era urgente que debía inocularse con la segunda dosis de la vacuna de Sinopharm que viene demorada desde el 2 de abril cuando entienden con su abogado que debía recibirla.

En diciembre de 2016 el ex combatiente de Malvinas, Felipe Gelo, fue diagnosticado con cáncer de base de lengua con metástasis de ganglios. En primera persona al firmar el amparo, contó a la Justicia Federal que comenzó con quimioterapia y rayos por una recaída en el tratamiento de su cáncer que lo llevó a reiniciar un tratamiento de inmunoterapia.

“En febrero del siguiente año comencé con quimioterapia y rayos y en noviembre del mismo año hizo metástasis con dos nódulos en el pulmón derecho iniciando un tratamiento de inmunoterapia hasta julio del 2019. No obteniendo resultados favorables comencé con quimioterapia y tampoco dió resultado, en febrero del año pasado me hicieron un tratamiento de 15 sesiones de “rayos quirúrgicos sbrt” siendo el resultado satisfactorio pero en el último control del mes de febrero aparecen dos ganglios en el mediastino y como está pegado a la arteria pulmonar debo iniciar nuevamente quimioterapia ya que no se puede hacer rayos ni cirugía”, explicó en el amparo al que accedió Tiempo Judicial a través de su Jorge Monastersky.

“Debido al peligro del Covid ya que soy hipertenso, tengo arritmia por una fibrilación auricular, tengo colocado tres stens y sobrepeso todos indicadores de riesgo. Se acompañan constancias médicas que acreditan mi patología. Mi Oncólogo tratante me sugirió poder vacunarme antes de continuar con el tratamiento de quimioterapia ya que una vez iniciado me bajan todas las defensas quedando inmunodeprimido y no podría vacunarme por lo que estaría muy expuesto al virus”, agregó Gelo en el amparo con medida cautelar iniciado ante el juzgado 6 en lo Contencioso Administrativo Federal a cargo de Enrique Lavié Pico.

En diálogo con Tiempo Judicial, Monastersky prefiere la cautela antes de presentar una denuncia penal por desobediencia y espera que se cumpla la cautelar con efecto devolutivo lo antes posible para la salud de su cliente. Ayer cursó otra intimación ya que desde el 27 de abril que el juez federal dio curso a la medida cautelar y al día de hoy no se cumplió con la vacunación del veterano Felipe Gelo. “Patean la pelota”, se sinceró el letrado a la espera de una resolución.

document-10