Por consecutivas violaciones de clausura, la Justicia porteña ordenó cerró una obra que se estaba realizando en el centro histórico de la Ciudad de Buenos Aires (CABA), en la calle Moreno 550.

 

El titular del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas n.° 7 de la Ciudad de Buenos Aires, Javier Buján, confirmó la clausura preventiva que ya regía en el lugar e impuso el cierre de la obra, hasta tanto se acredite que se han subsanado las condiciones que motivaron la suspención originaria. 

 

 

La obra había sido clausurada el 10 de diciembre de 2017; el 29 del mismo mes los inspectores constataron que continuaban con los trabajos de excavación incumpliendo la intimación realizada al propietario.

 

Si bien la clausura preventiva prevista en el art. 29 de la Ley de Procedimiento Contravencional local es una medida de excepción, que obedece sólo a razones de urgencia y necesidad, debiendo verificarse en cada caso concreto una situación de grave e inminente peligro para la salud o seguridad pública, aquí “se constató la flagrante contravención y la afectación a la Seguridad Pública”.

 

El juez Buján interpretó que “la medida debe mantenerse hasta tanto la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, proceda a efectuar un análisis y relevamiento de todo el terreno del predio a los efectos de resguardar los bienes de protección de la ciudad”. Y señaló además que constituye, en virtud de las constancias de la causa “un peligro para el mantenimiento de las reliquias históricas encontradas”.