Tras dos años de diversos cambios, atravesados por críticas, necesidades, replanteos y una pandemia mundial, el Poder Judicial nacional, tanto como pata de los tres poderes nacionales y como administrador de las necesidades sociales diversas, se encuentra en un momento de replanteos y críticas internas. 

De esto, Tiempo Judicial dialogó con el presidente del Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de Pergamino, Daniel Gómez, quien analizó la actualidad y reafirmó la necesidad de una ley de autarquía que daría oxígeno a los funcionarios y a las necesidades de la provincia. 

¿Qué lectura se puede hacer de marzo del 2020 hasta este momento? 

La situación de la pandemia fue sumamente compleja. No solamente en la provincia de Buenos Aires, sino en todo el país y en el mundo. Pero escuché que la pandemia nos va a hacer mejores cuando termine, y realmente esto no es así. Trajo como consecuencia un sin fin de complicaciones y la urgencia de medios necesarios para solucionar el tema de la presencialidad, qué es una cuestión no menor dentro de los distintos fueros que hay en la provincia de Buenos Aires. 

Mario Daniel Gómez, titular del Colegio de Magistrados de Pergamino.

¿Todos tuvieron la misma complicación? 

Es más fácil salvar a través de medios tecnológicos fueros como el Civil, por ejemplo, que salvar el fuero Penal, que es más complicado. Sin perjuicio de eso, tanto la Corte de la provincia, como la Procuración, rápidamente instrumentaron una serie de medidas y se hizo una gran inversión para poder dotar los distintos departamentos de medios tecnológicos. Se comenzó con esa tarea el año pasado, se siguió este año y todavía falta. Debo decir que es necesario contar con determinada cantidad de computadoras, cámaras y distintos elementos que permitan que las audiencias se puedan llevar a cabo. 

¿Los recursos son el único problema que tiene la provincia? 

La provincia está atravesando una situación particular, no solamente es la pandemia y el tema de la presencialidad, sino porque hay otras cuestiones sustanciales, como por ejemplo, la falta de cobertura de cargos. Un atraso tanto en el Consejo de la Magistratura, como en Poder Ejecutivo, de elevar ternas y que sean consideradas por el Senado como marca la constitución de la provincia. Hay un montón de cargos de magistrados para cubrir y departamentos que se ven seriamente comprometidos por las faltas de órganos jurisdiccionales y de jueces.

¿Y qué se hace al respecto?

Se está trabajando y se va a seguir trabajando duramente junto con el Consejo de la Magistratura de la provincia, que en este momento preside el doctor Torres, que es uno de los jueces de la Corte quién está tratando de buscar distintas formas de que los exámenes puedan llevarse adelante de la mejor manera posible. 

Eso en cuanto a lo que compete a los cargos, ¿Y en cuanto a las críticas mediáticas? 

El tratamiento de causas rimbombantes en lo mediático, qué uno ve a diario, son causas de la justicia Federal, pero no es una cuestión menor que el ciudadano tenga el nivel de credibilidad más bajo en la historia. Por otra parte, hay una gran paradoja porque si bien cuando uno le pregunta tiene serías dudas sobre el Poder Judicial, cada vez la gente recurre más a la justicia y muchas veces se judicializan cuestiones o procesos que en realidad deberían tener otra salidas. 

¿Y esto cómo puede cambiar? 

Yo creo que necesitamos una justicia más ágil, el Poder Ejecutivo y el Legislativo están trabajando con el Consejo de la Magistratura en algunas reformas que se van a implementar en los procesos para agilizar el tema de la justicia un poco. Uno escucha constantemente las frases sobre la tardanza de los procesos legales, y es verdad. Desde que se hace la denuncia hasta que termina la investigación de los fiscales, se eleva a juicio y se llega a los órganos de juicio, qué son quiénes van a dictar la sentencia, hace que pasen años. Entonces, muchas veces la gente que va en busca de justicia, qué fue víctima de un delito, o que necesita el dictado de una sentencia en la cual están reclamando algo, se entiende que cuando llega al resultado final no siempre es el resultado que la gente espera.

El presidente del Colegio de abogados, Damián Pimpinatti; el presidente del colegio de magistrados, Daniel Gómez y el ex legislador provincial Carlos Mosca.

¿Cómo se encuentra la relación con la Suprema Corte de la provincia? 

Particularmente en este momento yo calificaría como muy buena la relación que tiene el Colegio de Magistrados de Pergamino con la Corte. Como todos sabemos, la Corte en este momento ha sufrido una baja de personas por jubilación y está funcionando con cuatro miembros. Pero tenemos un integrante como Sergio Torres, que es el juez que fue nombrado en la gestión de la anterior gobernadora -Maria Eugenia Vidal- y que en la actualidad es presidente el Consejo del Colegio de la Magistratura, que realmente se encuentra trabajando muy fuerte en la relación con el Ministro Julio Alak, con la cual nos ha permitido a llegar en muchos casos al consenso.

También se está trabajando en el tema de autarquía, se sabe que los integrantes del Poder judicial de la provincia cobramos sueldos significativamente menores a lo que cobran en nación. Desde hace mucho tiempo se viene trabajando en la forma de aplicar una ley para que sea un poder autónomo como uno de los tres poderes del Estado de la provincia.

¿Qué cambiaría con la ley de autarquía? 

Tener recursos propios y que se puedan manejar, solamente para el aumento de los sueldos de los funcionarios y empleados, sino también para la implementación de medios tecnológicos y avances necesarios para que la justicia sea mejor. Yo tengo el convencimiento que si seguimos por la senda que venimos transitando desde hace un tiempo, esto puede lograrse y es una cuestión bastante positiva para el Poder Judicial. 

El año ya termina ¿Qué desafíos quedan para el 2022? 

Son varios los desafíos, soy consciente de que las cuestiones mágicamente no se pueden resolver de un día para el otro. El tema de la cobertura de cargos, es mucha la cantidad que han quedado sin cubrir, muchas las jubilaciones que se han producido en los últimos años, con lo cual esos cargos tienen que ser cubiertos progresivamente. El gobernador actual ha hecho algunas designaciones, con algunos acuerdos con el Senado apenas asumió la gestión provincial y es necesario avanzar en eso, en el tema de los nombres y determinadas cuestiones, como definir el tema de la toma de exámenes orales. Es necesario que podamos estar en toda la provincia en igualdad de condiciones. 

¿A qué se refiere? 

Se ha puesto demasiado puntaje, énfasis, en las personas que dan alguna cátedra en las distintas universidades públicas y, por ejemplo, el departamento judicial al que pertenezco no tiene facultades de esas características. Tenemos una sola, qué es la Universidad del Noroeste, cuya sede está en Junín, en otro departamento judicial. Razón por la cual no nos encontramos en las mismas condiciones que muchas universidades de Buenos Aires o departamentos del Gran Buenos Aires, que les es más fácil acceder a cátedras y demás.