Por primera vez en la provincia de Buenos Aires se presentó hace unos días en la Legislatura bonaerense el presupuesto para el año 2022 que contempla la perspectiva de género. Según se indicó, fue un trabajo en el que intervinieron el Ministerio de Hacienda y Finanzas y el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual.

“La incorporación de la perspectiva de género en la construcción de este proyecto de presupuesto parte de considerar que la desigualdad es estructural y requiere ser atendida de manera urgente”, señalaron desde el Gobierno bonaerense y explicaron que “implica una revisión integral de las políticas públicas en clave de género, desde su diseño y planificación hasta su implementación y evaluación”.

Para el próximo año se prevé que se realizará un gasto de al menos $74.731 millones de pesos para reducir las brechas de género que representan 2,4%. Serán 57 actividades que gestionarán 11 organismos. 

“Este año se trabajó con Ministerios y organismos y se incorporó 57 proyectos y programas en lo que se conoce como ‘Etiquetado de Género’”, afirmó la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia, Estela Diaz, y “apunta a la reducción de brechas, de tiempo, trabajo cuidado y acceso a derechos, es importante y significativo para una provincia sin violencia”.

Serán $68.174 de pesos los destinados a regularlas y colectivizar el trabajo doméstico. Unos $2.497 se invertirán en reducir brechas de sueldo y de trabajo, al menos unos $1.648 millones que serán destinados en garantizar el acceso a la salud y la soberanía física, también contemplando el eje reproductivo y de identidades de género. En cuanto a la promoción de igualdad se destinan $1.317 millones y $1.095 millones para la lucha contra la violencia de género.

Los distintos programas que se aplicarán serán el “Servicio Alimentario Escolar” (SAE), las “Unidades de Desarrollo Infantil” (UDI), “Desarrollo de Políticas de Cuidado de Personas Mayores”, “Promoción de Derechos y Políticas de Cuidado para las Personas con Discapacidad”, “Escuelas Abiertas en Verano”, “Fortalecimiento Edilicio de Jardines de Infantes” y “Centros de Atención Primaria de la Salud”.

En cuanto los programas que se direccionan al ingreso se aplicarán el “Plan Más Vida”, “Asistencia en la Emergencia” y “Desendeudadas”. Mientras que las políticas de brechas laborales se encuentran “Perspectivas de Género” de Astilleros Río Santiago, “Transferencias para investigación, desarrollo, vinculación e innovación científica”, “Sello Construir Igualdad” y “Perspectiva de género” del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos.

Al respecto del eje de violencia de género, se dará importancia a la asistencia a través de “Comunidades sin Violencias”, “Asistencia en Violencia y Adicciones”, “Política Criminal en Clave de Género”, “Lucha contra la Trata y Explotación de Personas”, “Acceso a la Justicia y Asistencia a la Víctima”, entre otras. En políticas de salud, soberanía física y reproductiva se cuenta con “Fortalecimiento de la Educación Sexual Integral” y “Coordinación para la Equidad de Género”.

Otros programas de asistencia serán “Programa Territorialidad y Transversalidad de la Perspectiva de Género”, el “Programa Integral de Inclusión”, “Aplicación e implementación de Políticas de Género, “Formación, Investigación y Políticas Culturales para la igualdad”, ”Comunicación inclusiva”, “Programas de Igualdad de Géneros y Diversidades”.