Una aduana “paralela”, fue localizada por la Prefectura Naval Argentina, fuerza dependiente del Ministerio de Seguridad de la Nación, que había sido montada dentro de una finca ubicada en las orillas del río Paraná, exactamente en el kilómetro 1.736, de la provincia de Misiones.

Como ya hemos reflejado hace algunos meses, existe el funcionamiento de aduanas ilegales para la movilización de distintos productos, entre ellos cereales y manufacturas. Según detallaron desde prefectura, había un estacionamiento, cuadros tarifarios para el ingreso y egreso de mercadería desde y hacia fuera del país, seguridad privada, entre otros servicios.

Mercadería incautada (crédito PNA).

Fueron 83 las personas que se encontraban trabajando de manera ilegal en el momento en que fue realizado el operativo, que están en libertad, pero imputadas en la causa, y como agravante se encontraron armas de fuego y dinero en moneda nacional y extranjera. Además, se calculó que el monto de los productos que tenían en ese momento era por al menos 12 millones de pesos.

Tras la detección de movimientos extraños en el lugar, el juez Alejandro Gallandat Luzuriaga, a cargo del Juzgado Federal de Oberá, secretaría de Elida Fabiana Ozuna, libró una orden de allanamiento para esa quinta.

"Rápidamente se inició un rastrillaje por la zona y se descubrió la finca, ubicada en un lugar conocido como Puerto Topo, sobre el Paraná, donde se guardaban las mercaderías", explicaron desde Prefectura. En esa oportunidad, se traficaban vinos, artículos de aseo personal y alimentos.

El operativo impulsó que los rastrillajes que buscan este tipo de actividad delictiva sean realizados con mayor profundidad en los parajes aledaños. Esta política, va de la mano con lo indicado por la ministra Sabina Frederic, de incrementar los controles para reducir el contrabando.