El fiscal federal Diego Velasco apeló la decisión del TOF 5 en un dictamen de 249 páginas donde cuestionó la decisión de los jueces Adrián Grunberg y Daniel Obligado, del Tribunal Oral Federal N°5 que dictaron el sobreseimiento de Cristina Kirchner, sus hijos y el resto de los acusados de lavado de activos y asociación ilícita por el juez fallecido Claudio Bonadio.

El sobreseimiento también alcanza a los empresarios Lázaro Báez, Cristóbal López y Fabián de Sousa, a Romina de los Ángeles Mercado, sobrina de Cristina Kirchner e hija de la gobernadora de Santa Cruz Alicia Kirchner, y al contador Osvaldo Sanfelice, socio de la inmobiliaria de los Kirchner en Río Gallegos, entre otros.

En una dura crítica a los jueces, el fiscal Velasco sostuvo que la decisión de los jueces del TOF 5 es "arbitraria", ya que "padece de omisiones y desaciertos de gravedad extrema que las invalidan como actos judiciales contaminadas de groseros errores jurídicos y se han utilizado argumentos falaces que provocaron conclusiones falsas".

 “Lo que mayormente evidencia la gravedad institucional de la decisión es que en tan solo unos pocos días y mediante un simple análisis dogmático (cuasi teórico y sin valorar hechos y pruebas) han devastado años de investigación, de recopilación de prueba de difícil obtención, de labor extenuante de distintos actores del Ministerio Público Fiscal frente a personas que ostentan un gran poder político y económico, sin siquiera darle a esta parte la posibilidad de debatir todas las cuestiones en un plano de mayor transparencia e igualdad, para que la sociedad toda pueda obtener del Poder Judicial de la Nación a través del método normal y natural de culminación de un proceso (sentencia luego del juicio) y no a través de un método anormal y simplemente formal, la definición de una causa en donde se ha investigado el posible lavado de dinero llevado adelante por quienes ocuparon la Primera Magistratura de la Argentina durante más de 12 años”, escribió con dureza Velasco para con los jueces federales del TOF5 que el pasado 29 de noviembre dictaron el sobreseimiento en esta causa.

La historia aún no termina aquí porque la decisión debe ser revisada por la máxima autoridad penal del país, la Cámara Federal de Casación Penal, Será la Sala I, integrada por los jueces Daniel Petrone, Diego Barrotaveña y Ana María Figueroa, la responsable de resolver si Cristina Kirchner y los demás acusados deberán afrontar el juicio oral o no.

En este sentid, Casación también deberá revisar los sobreseimientos de CFK y el resto de los acusados en las causas Memorándum con Irán. Hoy, con la jubilación de la jueza Liliana Catucci, son 12 los camaristas que integran la máxima instancia penal federal del país que revisa las causas sensibles del poder político.

En medio de esta decisión todos los miembros de Casación eligen hoy al nuevo titular para el año venidero. Los integrantes de Casación son los jueces Gustavo Hornos (actual presidente), Alejandro Slokar, Diego Petrone, Diego Barroetaveña, Ana María Figueroa, Guillermo Yacobucci, Carlos Mahiques, Eduardo Riggi, Juan Carlos Gemignani, Angela Ledesma, Mariano Borinsky y Javier Carbajo.